MAURICE

MAURICE

Maurice, el "pingüino-tigre", a quien todo el mundo llama "el gran guerrero Tigre", es el líder de la Panda de la Selva, y nunca duda en conducir al resto del grupo hacia nuevas aventuras. Dinámico y valiente, Maurice es siempre optimista. Es un maestro de Kung Fu y, siempre que puede, comparte su conocimiento: primero con Junior, el "pez-tigre" (su hijo adoptivo), y después con el resto del equipo, durante unas intensas sesiones de entrenamiento.

Todo esto siempre que no tenga que repintar sus rayas de tigre... ya que Maurice odia que se le difuminen (algo que ocurre a menudo). Es conocido en toda la Selva, todos los animales le respetan y él les protege a todos con su famoso "banzaaaaaaai!"

JUNIOR

JUNIOR

Junior, que se llama así porque es el hijo adoptivo de Maurice (como demuestran sus rayas atigradas), suele ir en su pecera bajo el ala del gran guerrero Tigre. Pero que esto no lleve a error, ya que Junior salta, anda, nada, vuela y, sobre todo, es el mejor estudiante de Kung Fu de Maurice.

Ha heredado el optimismo de su padre y también su valor para embarcarse, sin dudar, en cualquier aventura. Junior no puede hablar, pero sus onomatopeyas como "blops" o "grrr" y sus habilidades gestuales son inimitables.

MIGUEL

MIGUEL

Miguel es la inocencia de un niño en el cuerpo de un... ¡gorila! Miguel no es complicado, hay sólo dos cosas que le hacen feliz en la vida: comer plátanos y dar golpes. Bueno, puede que sean tres: también encontrar a Fred, su amigo cerdo, y aprender a cantar con él.

Siempre se puede contar con Miguel, es el mejor compañero que existe, pero hay que tener cuidado si escuchas detrás de ti su pequeña rima: "¡Golpear, golpear, golpear!"

GILBERT

GILBERT

Siempre tiene que haber un cerebro en cada banda y en ésta es Gilbert, el tarsero (un pariente del lemur, que es el primate más pequeño del mundo). Gilbert es fácil de encontrar: siempre está en su rama. Y también es fácil de entender: siempre suele estar de mal humor. Es cierto que nadie respeta su miedo a los gérmenes, su terror por el ruido y su ligero desdén por los animales comunes. Pero su interminable colección de plantas, dibujos y objetos de todo tipo, sus increíbles trucos y, especialmente, sus grandes planes, son esenciales para la Panda de la Selva.

Y aún queda algo por decir, a pesar de ser un gruñón, Gilbert nunca se pierde una misión de la Panda de la Selva

BATRICIA

BATRICIA

Batricia es la única chica de la Panda de la Selva, pero lo que mejor la describe es su gran corazón y su peculiar tendencia a meter la pata. Batricia es honesta, optimista y siempre sigue hacia adelante, sea cual sea el obstáculo, aunque a veces se tropiece con un muro.
Incluso cuando tiene miedo de la oscuridad, siempre está lista para ir al rescate del más débil, del pequeño y del oprimido. Y además es muy útil porque pude volar. Pero a quien ella de verdad le gustaría cuidar, es a Gilbert, del que está enamorada. Pero el sentimiento no es recíproco. Algunas veces, la vida es dura…

AL Y BOB

AL Y BOB

Al y Bob tienen diferentes personalidades pero comparten una gran amistad, el mismo estanque y la misma pasión por las sabrosas moscas e insectos de cualquier tipo. Al y Bob son, de alguna manera, los guardianes de la guarida de la Panda de la Selva y tienen muchas cualidades: cocinar (guisos de insectos, palomitas dulces de larvas…), la peluquería, la moda, el lanzamiento de lengua… y suelen ser una gran ayuda para la Panda de la Selva en sus aventuras.

FRED

FRED

Así son los artistas: ¡nunca se sabe si van a venir o no! Fred, el crooner de la Panda, suele estar de gira al otro lado de la selva, pero en cuanto regresa a la guarida de la Panda, su ritmo resuena alrededor y todo el mundo lo ayuda a mantener su look legendario. Al y Bob son los especialistas en su pelo al estilo “rocker”.
Las dulces rimas de sus canciones ofrecen momentos de absoluta felicidad para la Panda de la Selva “¡yeah yeah yeah!”.