HEIDI

HEIDI

Heidi es una niña de 7 años, espontánea y feliz, a la que encantan las montañas, los animales, las flores, el sol y estar con gente. Pero lo cierto es que Heidi es capaz de entusiasmarse con las cosas más sencillas de la vida; ya sea el sonido del viento en los árboles, el queso casero de su abuelo o el sabor de un pastel recién hecho. Siempre está alerta para prestar ayuda a quien pueda necesitarla, lo que hace que se gane fácilmente el cariño de todo el mundo.

EL ABUELO

EL ABUELO

El abuelo de Heidi tiene un carácter rudo, forjado por su solitaria vida en las montañas. Sin embargo, todo cambia cuando Heidi va a vivir con él. Gracias a la alegría y honestidad de la pequeña, el abuelo comenzará de nuevo a comunicarse e integrarse en la comunidad en la que habita y también, a recuperar la ilusión perdida.

PEDRO

PEDRO

Pedro es un joven pastor de ovejas, que se convierte en el mejor amigo de Heidi. Juntos disfrutan de todo tipo de aventuras. Amante de las montañas, las ovejas, de su choza y de jugar al aire libre, Pedro es un chico sencillo y amable, en el que se puede confiar siempre que se necesite.

CLARA

CLARA

Clara es una niña de 12 años que vive con su padre y con su institutriz en Frankfurt. Desde que murió su madre, Clara no puede caminar y se desplaza con su silla de ruedas. Sin embargo, gracias a su amistad con Heidi y a su amor por la pintura y la astronomía, podrá viajar hasta las estrellas.

SEÑORITA ROTTENMEIER

SEÑORITA ROTTENMEIER

La señorita Rottenmeier es una institutriz de mediana edad y carácter severo, que se ocupa del cuidado de Clara Sesemann. Sin embargo, todos sus esfuerzos porque la niña siga una educación estricta, se verán alterados con la aparición de la espontánea y alegre Heidi.