TINK

TINK

Se llama así porque le vienen las mejores ideas con el sonido de una cuchara contra un vaso de cristal. La mayoría de las veces, son estas ideas geniales de Tink las que meten y sacan de problemas a los Gumbles.
Como un peludo y elástico Robin Hood, es seguro y encantador, pero puede ponerse muy nervioso cuando descubre los detalles de una de sus ideas. Estas ideas vienen sin previo aviso y cuando llegan, Tink se siento obligado a ponerlas en marcha en seguida, mientras da vagas y frenéticas explicaciones al resto de los Gumbles.
Tink puede ser decidido, al borde de lo obsesivo, cuando tiene una idea. Tiene tendencia a meter a sus amigos en problemas, sin mirar las consecuencias. Pero también es un amigo leal y valiente, que suele arrepentirse de sus errores.

THE KING

THE KING

El más grande, pesado, cascarrabias y ruidoso de los Bottersnikes. El Rey tiene muy mal genio y tiene aires de grandeza. Controla a sus súbditos, amenazándoles con sentarse en sus cabezas si le desobedecen, y como pesa una tonelada, siempre le hacen caso. Si se le molesta cuando está hablando, emite un ruido ensordecedor.
Es vanidoso y obsesivo. Quere que le respeten, que le teman y sentirse importante, así que odia a todos los Gumbles.

WILLI

WILLI

Willi es inteligente, enérgico y apasionado por la vida. Es una nerviosa bola de energía Gumble que bota en cualquier superficie.
Willi quiere ser como Tink y Bounce y se embarca en peligrosas aventuras, sin pensarlo demasiado, lo que se traduce en problemas.
Es muy leal a Tink y no quiere ni escuchar que nadie diga una mala palabra sobre él. Incluso aunque a veces Tink lo decepcione.

CHANK

CHANK

El segundo por detrás del Rey. Chank está convencido de su superioridad por encima de todos los otros Botterniskes. La evidencia que tiene sobre su superioridad es su “ingenioso techo móvil” que le impide mojarse y encogerse cuando llueve, pero en realidad, su raído sombrero de paja es bastante ridículo.
Su estilo adulador no siempre enmascara sus despreciables objetivos. Quiere el trono del Rey, pero éste sabe que Chank es listo y por eso lo mantiene cerca, para arruinar sus planes y castigarle.

BOUNCE

BOUNCE

Bounce puede parecer despreocupado, pero no es perezoso ni estúpido. Es la Gumble más fuerte y físicamente capaz, aunque es bastante patosa.
Es muy competitiva y le gusta ser la mejor en todo, lo que puede hacer que ella y sus amigos se metan en problemas.
Hace muchas bromas, incluso en las peores circunstancias. Es totalmente leal y le encanta formar parte del equipo. Suele ser la que descubre los errores en los planes de Tink.

WEATHERSNIKE

WEATHERSNIKE

La científica que es el médico de Rey. Su trabajo es predecir el tiempo, sobre todo cuándo va a llover y explicar los misterios que encuentran en el vertedero.
Siempre se equivoca, pero el Rey no se da cuenta. Quiere que se le vea como una científica y se rodea de artilugios que apoyan esa imagen. Reclama que ha causado hechos que no tienen nada que ver con ella. Todo el rato se equivoca en la función que dice que tienen los objetos que encuentra.
Vive en su laboratorio que está en el acantilado, desde donde hace sus experimentos y desde donde se la escucha roncar muy fuerte cuando duerme.

MERRI Y JOLLI

MERRI Y JOLLI

Gemelos Gumble. Impulsivos y revoltosos, y tan parecidos que sólo se pueden distinguir por su peinado.
Pequeños y fuertes, sólo tienen dos estados: encendido o apagado. Cuando están “on”, sus emociones pueden cargarse en un instante, dando lugar a discusiones entre ellos. Pero cuando trabajan juntos, son rápidos como un rayo, un dúo Gumble que pueden moverse y comunicarse como uno solo.
Nunca tienen miedo, pero son propensos a la risa incontrolable, lo que puede ser su perdición. Y el hecho de que uno le complete a otro las frases, cada vez, puede llegar a ser un poco molesto.

GUBBO

GUBBO

El único Bottersnike que tiene habilidades reales. Es un genio mecánico que puede construir casi cualquier cosa, usando sólo la porquería que encuentra.
Nunca se le ve sin su máscara de soldador y usa sus orejas (que están al rojo vivo), para soldar sus artilugios.
Se comunica a través de murmullos. Es obediente al Rey, aunque a regañadientes.

TOOT

TOOT

Vive en constante miedo a los Bottersnikes, quienes justo después de mudarse al valle, cogieron a Toot y se lo tragaron entero, creyendo que iba a ser una comida apetitosa. Pero resultó que como los chicles, los Gumbles no son fácilmente digestivos y Toot hizo un viaje blando, elástico, oscuro y viscoso por el intestino del Rey de los Bottersnikes.
La experiencia fue bastante desagradable para los dos y dejó a Toot traumatizado y temeroso de que vuelva a suceder. Toot está siempre vigilando y avisa cuando los Bottersnikes están cerca.

SMIGGLES

SMIGGLES

Es bastante agradable, si eso es posible para un Bottersnike. Al menos no es tan despreciable como el resto. Es dormilón e inofensivo y es muy optimista, en comparación con sus compañeros gruñones.
Tiene la habilidad de soñar despierto.

HAPPI

HAPPI

El Gumble más mayor, que puede recordar cómo era la vida antes de la llegada de los Botterniskes. Se ha autoproclamado historiador de los Gumbles y se deleita en los recuerdos de los tiempos pasados.
Aunque su memoria aún es ágil, su cuerpo refleja ya los achaques de la edad y necesita un bastón para caminar, aunque lo rompe al estilo Yoda cuando surge la oportunidad.
Happi es consciente del peligro de los Bottersnikes y está siempre advirtiendo de ello al imprudente Tink, en su estilo de rima habitual: “Un Bottersnike enfurecido, es un Gumble enjaulado”. Aunque los jóvenes Gumbles dan a Happi el respeto que merece, encuentran sus advertencias un poco aburridas.
A Happi le encanta arreglar cosas e inventar con trozos de chatarra y basura.

FLOAT

FLOAT

Gumble joven y soñadora que puede inflarse y flotar, conteniendo la respiración.
Es apacible, espiritual y difícil de controlar. Su toma de decisiones suele ser correcta a pesar de todas sus rarezas.
Sus habilidades en el aire la convierten en un miembro incalculable para el equipo.